La impresión en tres dimensiones empieza a convertirse en un fenómeno de masas

En los últimos años o más específicamente meses, la impresión en tres dimensiones es una realidad de la cual muchas empresas ya se están beneficiando, pero aseguran los expertos que en un futuro no muy lejano, podría llegar a implantarse de forma habitual, tal y como lo son hoy en día las tradicionales impresoras en papel, en los hogares españoles, lo que supondría una verdadera revolución.

De hecho algunos expertos lo denominan la tercera revolución industrial porque permitiría a cualquier persona, diseñar y obtener cualquier objeto en cualquier parte del mundo, y aunque todavía no es lo habitual, muchos apuestan porque pronto si lo será. Por tanto el poder fabricarnos elementos de uso cotidiano como un peine, una taza, una funda para el teléfono móvil, un juguete para nuestros hijos, o unos pendientes sería posible.
Pero volviendo al uso actual, el industrial, ya existen numerosos ejemplos, tales como fabricantes de coches, de ascensores o de cualquier maquinaría, que para diseñar piezas y testear si funcionan como se esperaban, antes requerían la necesidad de gastar elevadas cifras de dinero para ello, y ahora estas cifras se pueden ahorrar diseñando estos prototipos con las impresoras en 3D. De hecho se estima que con este nuevo método se pueden ahorrar entre un 80% y un 90% con respecto al diseño de prototipos a la antigua usanza.
La impresión en 3D también supone un verdadero avance para los hospitales, ya que tal y como se viene haciendo por ejemplo en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, gracias a esta tecnología cualquier parte del paciente está a disposición del cirujano con una reproducción exacta, pudiendo trabajar con ella sin ni siquiera tener que tocar al paciente, de esta manera se minimizan los riesgos en intervenciones de cierta complicación que permiten la previsión y entrenamiento en estos órganos “impresos”.
No sabemos por tanto si será cuestión de un año, un lustro o una década, pero si que es evidente que se abren un sinfín de posibilidades y si que tenemos claro que como especialistas en Impresión Digital, estaremos a la vanguardia de todas las posibilidades que se nos vayan ofreciendo para poder desarrollarlas y aplicarlas en beneficio de todos nuestros clientes.

La impresión en tres dimensiones empieza a convertirse en un fenómeno de masas