Impresión digital: un mundo por descubrir

Como empresa especializada en impresión digital, consideramos importante conocer los beneficios de un sistema de impresión que va ganando adeptos gracias a los avances que las nuevas tecnologías provocan para que este sistema de impresión sea más accesible a las empresas cada día.

Como contraposición a la impresión tradicional de offset, cabe destacar que la impresión digital nos aporta mucha más agilidad, flexibilidad y capacidad de personalización de los proyectos hasta un punto al que la impresión offset nunca podrá llegar. Además de la velocidad que podemos imprimir a un proyecto al no requerir preparación ni secado posterior, es importante añadir que podemos variar el tipo de papel en cada trabajo sin que la consecución del proyecto sufra ningún tipo de percance. En consecuencia, los plazos de entrega son bastante más cortos y la flexibilidad en torno a los trabajos es más amplia cuando utilizamos un sistema de impresión digital.

La impresión digital tiene su origen, como tantas cuestiones domésticas del día a día actual, en las nuevas tecnologías. La continua revolución que ha aparejado la llegada del ordenador y de la informática ha supuesto que las técnicas de impresión experimenten cambios que hace unos años parecían propios de películas de ciencia ficción.

Si nos remontamos a sus orígenes, la impresión digital es posible desde que podemos trabajar sobre una imagen creada directamente en un ordenador. Una imagen puede estar compuesta por elementos textuales, gráficos y, desde este nuevo entorno operativo, permite ahorrar todos los pasos intermedios entre las fases de creación del documento y la de la impresión. Las posibilidades que se abren a partir de este momento son casi infinitas y además el ahorro en costes es muy importante, sobre todo para tiradas cortas que veían imposible hace muy poco tiempo acceder al sistema de impresión digital.

Otra de las ventajas que tiene este sistema de impresión es la posibilidad de trabajar con otros materiales y superficies como plástico, cristal o madera, entre otros. No se trata de una cuestión baladí, puesto que para multitud de empresas puede constituir una muy buena manera de ampliar su cartera de productos de manera fácil y económica.

En definitiva, el sistema de impresión digital abre un mundo de posibilidades aún por descubrir. Es el momento de innovar y de imprimir sobre nuevos materiales, una de nuestras especialidades y valores diferenciadores, para lograr efectos impactantes y efectivos. Ya os iremos informando en próximos posts.

Impresión digital: un mundo por descubrir